¿Necesitas un cerrajero de urgencia?

¡Contrátanos, somos profesionales!

Estamos Ubicados En Calle La Exaltación de Baco, bloque 5, Sevilla.

¿Tienes alguna duda o consulta sobre nuestros servicios?

¡Escríbenos, te contactaremos a la brevedad!

eyJpZCI6IjExIiwibGFiZWwiOiJmb3JtdWxhcmlvIiwiYWN0aXZlIjoiMSIsIm9yaWdpbmFsX2lkIjoiNCIsInVuaXF1ZV9pZCI6InZibjIzYSIsInBhcmFtcyI6eyJlbmFibGVGb3JNZW1iZXJzaGlwIjoiMCIsInRwbCI6eyJ3aWR0aCI6IjEwMCIsIndpZHRoX21lYXN1cmUiOiIlIiwiYmdfdHlwZV8wIjoibm9uZSIsImJnX2ltZ18wIjoiIiwiYmdfY29sb3JfMCI6IiNjZGNkY2QiLCJiZ190eXBlXzEiOiJjb2xvciIsImJnX2ltZ18xIjoiIiwiYmdfY29sb3JfMSI6IiNjZGNkY2QiLCJiZ190eXBlXzIiOiJjb2xvciIsImJnX2ltZ18yIjoiIiwiYmdfY29sb3JfMiI6IiMyZDVjODgiLCJiZ190eXBlXzMiOiJjb2xvciIsImJnX2ltZ18zIjoiIiwiYmdfY29sb3JfMyI6IiNmZjgwN2MiLCJmaWVsZF9lcnJvcl9pbnZhbGlkIjoiIiwiZm9ybV9zZW50X21zZyI6IlRoYW5rIHlvdSBmb3IgY29udGFjdGluZyB1cyEiLCJmb3JtX3NlbnRfbXNnX2NvbG9yIjoiIzRhZThlYSIsImhpZGVfb25fc3VibWl0IjoiMSIsInJlZGlyZWN0X29uX3N1Ym1pdCI6IiIsInRlc3RfZW1haWwiOiJvc3dhbGRvY292YWNvdmFAZ21haWwuY29tIiwic2F2ZV9jb250YWN0cyI6IjEiLCJleHBfZGVsaW0iOiI7IiwiZmJfY29udmVydF9iYXNlIjoiIiwiZmllbGRfd3JhcHBlciI6IjxkaXYgW2ZpZWxkX3NoZWxsX2NsYXNzZXNdIFtmaWVsZF9zaGVsbF9zdHlsZXNdPltmaWVsZF08XC9kaXY+In0sImZpZWxkcyI6W3siYnNfY2xhc3NfaWQiOiIxMiIsIm5hbWUiOiJmaXJzdF9uYW1lIiwibGFiZWwiOiIiLCJwbGFjZWhvbGRlciI6Ik5vbWJyZSIsInZhbHVlIjoiIiwidmFsdWVfcHJlc2V0IjoiIiwiaHRtbCI6InRleHQiLCJtYW5kYXRvcnkiOiIxIiwibWluX3NpemUiOiIiLCJtYXhfc2l6ZSI6IiIsImFkZF9jbGFzc2VzIjoiIiwiYWRkX3N0eWxlcyI6IiIsImFkZF9hdHRyIjoiIiwidm5fb25seV9udW1iZXIiOiIwIiwidm5fb25seV9sZXR0ZXJzIjoiMCIsInZuX3BhdHRlcm4iOiIwIiwidm5fZXF1YWwiOiIiLCJpY29uX2NsYXNzIjoiIiwiaWNvbl9zaXplIjoiIiwiaWNvbl9jb2xvciI6IiIsInRlcm1zIjoiIn0seyJic19jbGFzc19pZCI6IjEyIiwibmFtZSI6InRlbCIsImxhYmVsIjoiIiwicGxhY2Vob2xkZXIiOiJUZWxcdTAwZTlmb25vIiwidmFsdWUiOiIiLCJ2YWx1ZV9wcmVzZXQiOiIiLCJodG1sIjoidGV4dCIsIm1hbmRhdG9yeSI6IjEiLCJtaW5fc2l6ZSI6IiIsIm1heF9zaXplIjoiIiwiYWRkX2NsYXNzZXMiOiIiLCJhZGRfc3R5bGVzIjoiIiwiYWRkX2F0dHIiOiIiLCJ2bl9vbmx5X251bWJlciI6IjAiLCJ2bl9vbmx5X2xldHRlcnMiOiIwIiwidm5fcGF0dGVybiI6IiIsInZuX2VxdWFsIjoiIiwiaWNvbl9jbGFzcyI6IiIsImljb25fc2l6ZSI6IiIsImljb25fY29sb3IiOiIiLCJ0ZXJtcyI6IiJ9LHsiYnNfY2xhc3NfaWQiOiIxMiIsIm5hbWUiOiJlbWFpbCIsImxhYmVsIjoiIiwicGxhY2Vob2xkZXIiOiJFbWFpbCIsInZhbHVlIjoiIiwidmFsdWVfcHJlc2V0IjoiIiwiaHRtbCI6ImVtYWlsIiwibWFuZGF0b3J5IjoiMSIsIm1pbl9zaXplIjoiIiwibWF4X3NpemUiOiIiLCJhZGRfY2xhc3NlcyI6IiIsImFkZF9zdHlsZXMiOiIiLCJhZGRfYXR0ciI6IiIsInZuX29ubHlfbnVtYmVyIjoiMCIsInZuX29ubHlfbGV0dGVycyI6IjAiLCJ2bl9wYXR0ZXJuIjoiMCIsInZuX2VxdWFsIjoiIiwiaWNvbl9jbGFzcyI6IiIsImljb25fc2l6ZSI6IiIsImljb25fY29sb3IiOiIiLCJ0ZXJtcyI6IiJ9LHsiYnNfY2xhc3NfaWQiOiIxMiIsIm5hbWUiOiJtZXNzYWdlIiwibGFiZWwiOiIiLCJwbGFjZWhvbGRlciI6Ik1lbnNhamUiLCJ2YWx1ZSI6IiIsInZhbHVlX3ByZXNldCI6IiIsImh0bWwiOiJ0ZXh0YXJlYSIsIm1hbmRhdG9yeSI6IjEiLCJtaW5fc2l6ZSI6IiIsIm1heF9zaXplIjoiIiwiYWRkX2NsYXNzZXMiOiIiLCJhZGRfc3R5bGVzIjoiIiwiYWRkX2F0dHIiOiIiLCJ2bl9vbmx5X251bWJlciI6IjAiLCJ2bl9vbmx5X2xldHRlcnMiOiIwIiwidm5fcGF0dGVybiI6IjAiLCJ2bl9lcXVhbCI6IiIsImljb25fY2xhc3MiOiIiLCJpY29uX3NpemUiOiIiLCJpY29uX2NvbG9yIjoiIiwidGVybXMiOiIifSx7ImJzX2NsYXNzX2lkIjoiMTIiLCJuYW1lIjoic2VuZCIsImxhYmVsIjoiRW52aWFyIiwiaHRtbCI6InN1Ym1pdCIsImFkZF9jbGFzc2VzIjoiIiwiYWRkX3N0eWxlcyI6IiIsImFkZF9hdHRyIjoiIiwiaWNvbl9jbGFzcyI6IiIsImljb25fc2l6ZSI6IiIsImljb25fY29sb3IiOiIiLCJ0ZXJtcyI6IiJ9XSwib3B0c19hdHRycyI6eyJiZ19udW1iZXIiOiI0In19LCJpbWdfcHJldmlldyI6InNpbXBsZS13aGl0ZS5wbmciLCJ2aWV3cyI6IjUxNjgiLCJ1bmlxdWVfdmlld3MiOiIzOTQ4IiwiYWN0aW9ucyI6IjU2Iiwic29ydF9vcmRlciI6IjQiLCJpc19wcm8iOiIwIiwiYWJfaWQiOiIwIiwiZGF0ZV9jcmVhdGVkIjoiMjAxNi0wNS0wMyAxNTowMTowMyIsImltZ19wcmV2aWV3X3VybCI6Imh0dHBzOlwvXC9zdXBzeXN0aWMtNDJkNy5reGNkbi5jb21cL19hc3NldHNcL2Zvcm1zXC9pbWdcL3ByZXZpZXdcL3NpbXBsZS13aGl0ZS5wbmciLCJ2aWV3X2lkIjoiMTFfMjIzODU4Iiwidmlld19odG1sX2lkIjoiY3NwRm9ybVNoZWxsXzExXzIyMzg1OCIsImNvbm5lY3RfaGFzaCI6ImRiOTljNDM4M2I4ZThmNWFiYzkwNjIwMmUwYmUxMWUyIn0=

¿Qué hacer cuando dejes las llaves puestas por dentro?

¿Qué hacer cuando dejes las llaves puestas por dentro?

A cada persona le pasa que deja puestas las llaves dentro de la cerradura. Es un inconveniente que ocurre con cierta frecuencia, en el que profesionales de la cerrajería suelen intervenir para solucionar este tipo de inconvenientes.

De todos los casos de llaves rezagadas que existen, buena parte de ellos ocurre de forma similar. Casi siempre pasa que cerramos la puerta exterior, y justamente en ese momento nos damos cuenta que no cargamos las llaves. Sin embargo, ya es tarde y la puerta principal está cerrada.

El escenario se torna peor en el momento que dejamos las llaves pegadas por la parte de dentro de la cerradura, especialmente si no tenemos un familiar dentro que nos ayude. Se puede aplicar el método de la tarjeta, pero hace falta la experiencia de un cerrajero para lograr la apertura con éxito.

Esto sin contar que las tarjetas de plástico (tales como tarjetas, carnés o radiografías) solo funcionan si no has girado con las llaves el cilindro de la cerradura.

Pero ahora queremos mostrarte algunos consejos que te ayuden a salir de estos problemas, especialmente si debes resolver la emergencia de forma urgente y no puedes llamar a un cerrajero, de modo que el percance no haga que sacrifiques tu tranquilidad.

¿Qué hacer si dejas las llaves puestas por dentro?

Muchas personas saben que la apertura de puertas es un servicio que dispone de numerosas solicitudes en las compañías de cerrajería y en los cuerpos de bomberos. Este último es un servicio público gratuito que muchos piden cuando dejan las llaves dentro de casa.

Si no ocurre una emergencia que sea verdaderamente real, los bomberos se abstienen de atender llamadas. Por supuesto que, si dentro del hogar hay niños o mascotas encerradas, incendios o grifos abiertos, es cuando los bomberos acuden al llamado urgente.

No obstante, los seguros no tienen cobertura de reparaciones por fallas en las cerraduras o sustitución de las mismas. Algunas empresas envían especialistas, mientras que otras solicitan que llames al cerrajero, siempre que seas tú quien adelante el pago, y luego la aseguradora lo reembolsa.

De ocurrir un evento sorpresivo que entorpezca toda actividad que hayas programado, los profesionales de la cerrajería que contactes deben ser urgentes. Si el problema ocurre durante la noche o en el fin de semana, entonces debes llamar a cerrajeros de 24 horas.

Si no deseas gastar tu dinero en cerrajeros, no cuentas con planes de aseguramiento, pero dispones de las herramientas necesarias, puedes apelar a la aplicación de técnicas empíricas que te ayuden a abrir una puerta que tenga las llaves puertas por dentro.

El truco de la botella para abrir puertas

Consiste en una de las técnicas más populares que existen para abrir puertas, sobre todo si has dejado las llaves pegadas por dentro. Para ello debes tomar una botella de plástico y cortarla por la mitad, específicamente por debajo de la sección curva de dicha botella.

Después de cortar, sacamos una tajada de plástico que será la pieza que vamos a usar para abrir la puerta. Este pedazo de botella será flexible y a la vez resistente como para abrir una puerta, y lo suficientemente fino como para que quepa en la rendija formada entre el marco y la puerta.

El pedazo de botella se inserta en el marco de la puerta, y al momento de entrar, lo que debes hacer es deslizarlo hacia la parte inferior hasta ubicarlo a la altura de la cerradura, pues es allí donde se localiza el pasador del mecanismo.

Lo que se pretende lograr con todo esto es que el pasador ceda y quede plegado en el momento de hacer pasar la pieza de plástico. Esta operación se debe realizar con rapidez y firmeza para que tenga éxito.

Se necesita de experiencia para realizar esta labor, por lo que si cuentas con tiempo de sobra puedes practicar, y cuando se te presente un problema similar sepas actuar con presteza. Si no quieres arriesgarte demasiado, siempre puedes llamar a un cerrajero para que te auxilie.

Estos trucos son valederos para circunstancias límite, en las que incluso se haga dificultosa la aparición de un cerrajero. Nadie está librado de que ocurran estos problemas, y es el motivo por el que muchos dueños contratan un plan de aseguramiento que sirva en estos casos.

¿Cómo evitar dejar las llaves dentro de casa?

Por muchos es conocido que la cerrajería ha tenido notables avances hoy en día, hasta el punto que puede aportar soluciones y no tengas que hacer nada si dejas las llaves pegadas por dentro de la puerta exterior.

En otras palabras, la tecnología se ha puesto a la orden de la cerrajería y de los propietarios, con lo que pueden mantener a raya estas calamidades. Por ello te mostramos algunos mecanismos que puedes incluir con la finalidad de promover la accesibilidad en casos urgentes.

Los bombines de emergencia son dispositivos que te facilitan abrir la puerta, pese a que las llaves queden pegadas en el interior de la misma. Esto contribuye en gran medida cuando ocurren descuidos, sean tuyos o de cualquier miembro de tu grupo familiar.

Otro elemento que puedes considerar son los bombines friccionados, que cumplen el mismo rol de los bombines de emergencia, pero se pueden instalar en cualquier sentido. Puedes instalarlos en tu hogar, oficina o establecimiento comercial.

Además, los bombines friccionados son una alternativa excelente para los espacios en los que varios individuos entran y salen por una misma puerta, sobre todo si las llaves quedan pegadas dentro.

¿Dejar las llaves por dentro me da mayor seguridad?

¿Dejar las llaves por dentro me da mayor seguridad?

Ahora veamos otro panorama; imagina que instalas bombines friccionados o de emergencia, pero en esta oportunidad estamos dentro de casa. Ahora nos preguntamos ¿dejar las llaves pegadas dentro brida mayor seguridad?

La respuesta es sí y no, pues hace falta dar varias vueltas de llave para evitar que cualquier ladrón ingrese dentro de nuestro espacio. Pero si andas en busca de mayor seguridad, no debes preocuparte por que una cerradura tenga las llaves pegadas dentro.

No son pocos los propietarios que piensan que están más seguros porque dejan las llaves pegadas por dentro, pero en realidad son escasos los propietarios que conocen cuál es el tipo de bombín que tiene su cerradura, así que en estos casos lo mejor es no confiarse.

Hay que poner en una balanza aspectos como la seguridad y la accesibilidad, de manera que tus dispositivos además de cómodos sean seguros. Este aspecto debe complementarse con medidas preventivas en el momento de realizar nuestras entradas y salidas.

Otra solución que puedes contemplar es la instalación de una cerradura electrónica, ya que con estos dispositivos no tienes que preocuparte por acarrear muchas llaves. Solo necesitas de un mando, una contraseña o bien tu huella digital si adquieres una cerradura biométrica.

Y, por último, contrata un profesional de la cerrajería para que te asesore sobre el dispositivo que mejor se acople a tu puerta y espacio, y gestiones de manera inteligente tu seguridad, la cual es una necesidad de la que no debes prescindir en estos tiempos que los ladrones asechan.

error: Content is protected !!