¿Necesitas un cerrajero de urgencia?

¡Contrátanos, somos profesionales!

Estamos Ubicados En Calle La Exaltación de Baco, bloque 5, Sevilla.

¿Tienes alguna duda o consulta sobre nuestros servicios?

¡Escríbenos, te contactaremos a la brevedad!

eyJpZCI6IjExIiwibGFiZWwiOiJmb3JtdWxhcmlvIiwiYWN0aXZlIjoiMSIsIm9yaWdpbmFsX2lkIjoiNCIsInVuaXF1ZV9pZCI6InZibjIzYSIsInBhcmFtcyI6eyJlbmFibGVGb3JNZW1iZXJzaGlwIjoiMCIsInRwbCI6eyJ3aWR0aCI6IjEwMCIsIndpZHRoX21lYXN1cmUiOiIlIiwiYmdfdHlwZV8wIjoibm9uZSIsImJnX2ltZ18wIjoiIiwiYmdfY29sb3JfMCI6IiNjZGNkY2QiLCJiZ190eXBlXzEiOiJjb2xvciIsImJnX2ltZ18xIjoiIiwiYmdfY29sb3JfMSI6IiNjZGNkY2QiLCJiZ190eXBlXzIiOiJjb2xvciIsImJnX2ltZ18yIjoiIiwiYmdfY29sb3JfMiI6IiMyZDVjODgiLCJiZ190eXBlXzMiOiJjb2xvciIsImJnX2ltZ18zIjoiIiwiYmdfY29sb3JfMyI6IiNmZjgwN2MiLCJmaWVsZF9lcnJvcl9pbnZhbGlkIjoiIiwiZm9ybV9zZW50X21zZyI6IlRoYW5rIHlvdSBmb3IgY29udGFjdGluZyB1cyEiLCJmb3JtX3NlbnRfbXNnX2NvbG9yIjoiIzRhZThlYSIsImhpZGVfb25fc3VibWl0IjoiMSIsInJlZGlyZWN0X29uX3N1Ym1pdCI6IiIsInRlc3RfZW1haWwiOiJvc3dhbGRvY292YWNvdmFAZ21haWwuY29tIiwic2F2ZV9jb250YWN0cyI6IjEiLCJleHBfZGVsaW0iOiI7IiwiZmJfY29udmVydF9iYXNlIjoiIiwiZmllbGRfd3JhcHBlciI6IjxkaXYgW2ZpZWxkX3NoZWxsX2NsYXNzZXNdIFtmaWVsZF9zaGVsbF9zdHlsZXNdPltmaWVsZF08XC9kaXY+In0sImZpZWxkcyI6W3siYnNfY2xhc3NfaWQiOiIxMiIsIm5hbWUiOiJmaXJzdF9uYW1lIiwibGFiZWwiOiIiLCJwbGFjZWhvbGRlciI6Ik5vbWJyZSIsInZhbHVlIjoiIiwidmFsdWVfcHJlc2V0IjoiIiwiaHRtbCI6InRleHQiLCJtYW5kYXRvcnkiOiIxIiwibWluX3NpemUiOiIiLCJtYXhfc2l6ZSI6IiIsImFkZF9jbGFzc2VzIjoiIiwiYWRkX3N0eWxlcyI6IiIsImFkZF9hdHRyIjoiIiwidm5fb25seV9udW1iZXIiOiIwIiwidm5fb25seV9sZXR0ZXJzIjoiMCIsInZuX3BhdHRlcm4iOiIwIiwidm5fZXF1YWwiOiIiLCJpY29uX2NsYXNzIjoiIiwiaWNvbl9zaXplIjoiIiwiaWNvbl9jb2xvciI6IiIsInRlcm1zIjoiIn0seyJic19jbGFzc19pZCI6IjEyIiwibmFtZSI6InRlbCIsImxhYmVsIjoiIiwicGxhY2Vob2xkZXIiOiJUZWxcdTAwZTlmb25vIiwidmFsdWUiOiIiLCJ2YWx1ZV9wcmVzZXQiOiIiLCJodG1sIjoidGV4dCIsIm1hbmRhdG9yeSI6IjEiLCJtaW5fc2l6ZSI6IiIsIm1heF9zaXplIjoiIiwiYWRkX2NsYXNzZXMiOiIiLCJhZGRfc3R5bGVzIjoiIiwiYWRkX2F0dHIiOiIiLCJ2bl9vbmx5X251bWJlciI6IjAiLCJ2bl9vbmx5X2xldHRlcnMiOiIwIiwidm5fcGF0dGVybiI6IiIsInZuX2VxdWFsIjoiIiwiaWNvbl9jbGFzcyI6IiIsImljb25fc2l6ZSI6IiIsImljb25fY29sb3IiOiIiLCJ0ZXJtcyI6IiJ9LHsiYnNfY2xhc3NfaWQiOiIxMiIsIm5hbWUiOiJlbWFpbCIsImxhYmVsIjoiIiwicGxhY2Vob2xkZXIiOiJFbWFpbCIsInZhbHVlIjoiIiwidmFsdWVfcHJlc2V0IjoiIiwiaHRtbCI6ImVtYWlsIiwibWFuZGF0b3J5IjoiMSIsIm1pbl9zaXplIjoiIiwibWF4X3NpemUiOiIiLCJhZGRfY2xhc3NlcyI6IiIsImFkZF9zdHlsZXMiOiIiLCJhZGRfYXR0ciI6IiIsInZuX29ubHlfbnVtYmVyIjoiMCIsInZuX29ubHlfbGV0dGVycyI6IjAiLCJ2bl9wYXR0ZXJuIjoiMCIsInZuX2VxdWFsIjoiIiwiaWNvbl9jbGFzcyI6IiIsImljb25fc2l6ZSI6IiIsImljb25fY29sb3IiOiIiLCJ0ZXJtcyI6IiJ9LHsiYnNfY2xhc3NfaWQiOiIxMiIsIm5hbWUiOiJtZXNzYWdlIiwibGFiZWwiOiIiLCJwbGFjZWhvbGRlciI6Ik1lbnNhamUiLCJ2YWx1ZSI6IiIsInZhbHVlX3ByZXNldCI6IiIsImh0bWwiOiJ0ZXh0YXJlYSIsIm1hbmRhdG9yeSI6IjEiLCJtaW5fc2l6ZSI6IiIsIm1heF9zaXplIjoiIiwiYWRkX2NsYXNzZXMiOiIiLCJhZGRfc3R5bGVzIjoiIiwiYWRkX2F0dHIiOiIiLCJ2bl9vbmx5X251bWJlciI6IjAiLCJ2bl9vbmx5X2xldHRlcnMiOiIwIiwidm5fcGF0dGVybiI6IjAiLCJ2bl9lcXVhbCI6IiIsImljb25fY2xhc3MiOiIiLCJpY29uX3NpemUiOiIiLCJpY29uX2NvbG9yIjoiIiwidGVybXMiOiIifSx7ImJzX2NsYXNzX2lkIjoiMTIiLCJuYW1lIjoic2VuZCIsImxhYmVsIjoiRW52aWFyIiwiaHRtbCI6InN1Ym1pdCIsImFkZF9jbGFzc2VzIjoiIiwiYWRkX3N0eWxlcyI6IiIsImFkZF9hdHRyIjoiIiwiaWNvbl9jbGFzcyI6IiIsImljb25fc2l6ZSI6IiIsImljb25fY29sb3IiOiIiLCJ0ZXJtcyI6IiJ9XSwib3B0c19hdHRycyI6eyJiZ19udW1iZXIiOiI0In19LCJpbWdfcHJldmlldyI6InNpbXBsZS13aGl0ZS5wbmciLCJ2aWV3cyI6IjQ2NiIsInVuaXF1ZV92aWV3cyI6IjIxMSIsImFjdGlvbnMiOiIxIiwic29ydF9vcmRlciI6IjQiLCJpc19wcm8iOiIwIiwiYWJfaWQiOiIwIiwiZGF0ZV9jcmVhdGVkIjoiMjAxNi0wNS0wMyAxNTowMTowMyIsImltZ19wcmV2aWV3X3VybCI6Imh0dHBzOlwvXC9zdXBzeXN0aWMtNDJkNy5reGNkbi5jb21cL19hc3NldHNcL2Zvcm1zXC9pbWdcL3ByZXZpZXdcL3NpbXBsZS13aGl0ZS5wbmciLCJ2aWV3X2lkIjoiMTFfMTUyMDMxIiwidmlld19odG1sX2lkIjoiY3NwRm9ybVNoZWxsXzExXzE1MjAzMSIsImNvbm5lY3RfaGFzaCI6Ijk4Njg2NmViNzU4Mzc2NDUwNTI1MTc0MWMyMjQzYzc0In0=

Todo sobre las cerraduras RFID

Todo sobre las cerraduras RFID

Como debes saber, en la actualidad existen muchos métodos para combatir la inseguridad del día a día, sin que llegue a afectar nuestros hogares. Es común que las personas posean incluso más de un dispositivo de seguridad dentro de sus casas, todo por el bienestar de sí mismos o de su familia.

Existen desde mirillas digitales hasta cerrojos acorazados, los cuales evitan que un intruso desee pasarse de listo en tu vivienda. Luego están los cerrojos RFID, que aportan un plus en la seguridad de tu propiedad, siendo uno de los dispositivos más nuevos y funcionales que desarrollan ésta tarea.

¿Qué es la tecnología RFID?

Primero que todo, queremos lograr un mayor entendimiento sobre esta herramienta de seguridad. Las siglas RFID significan en inglés Radio Frecuency Identification, que en español se traduce como, Identificación por radiofrecuencia.

El objetivo de éste dispositivo es lograr identificarse y abrir la cerradura sin necesidad de que haya contacto directo. Además, no solo sirve para viviendas, pues también se puede hallar en vehículos u objetos.

Etiquetas o tags en RFID

Etiquetas o tags en RFID

Se tomarán como ejemplos el emisor y el receptor, que normalmente se usarían como actores de la comunicación. Los tags poseen un chip y una pequeña antena, y ayudan en que la identificación (emisor) se comunique con el lector (receptor), desbloqueando de este modo la cerradura.

Todo esto sucede debido a que el chip de la etiqueta está dotado con un ID único, el cual no se puede replicar, haciendo mucho más infalible éste sistema de seguridad.

Tipos de etiquetas o tags en RFID

Hay tres tipos de tags en un RFID, los cuales son:

Tag RFID pasiva

Un rasgo que posee éste tipo de RFID es que no necesita una alimentación interna. La energía que necesita, la recibe a través de la antena del lector. Una vez que el chip entra al campo de radiofrecuencia, la antena se pone en contacto con el lector para una verificación simple.

Tag RFID activa

En éste tipo de RFID la alimentación es interna. Esto se debe a que hay una pequeña batería dentro del dispositivo. Debido a que la alimentación es interna, ofrece la opción de que la comunicación con el lector sea más amplia y factible.

No es necesario estar cerca para que se active el sistema, además de que la transferencia de datos es muy rápida, proporcionando un extra de seguridad. Debido a elementos como el sistema RFID activo, estos ganan terreno sobre el RFID pasivo.

Tag RFID semipasiva

Ésta es similar a la RFID activa, debido a que cuenta con una alimentación interna. Claro que, esta alimentación está dirigida al chip en cuestión, mas no a la antena.

Todos los tags son diferentes, y pueden ir ubicados bajo la piel de los animales. Pueden ir en tarjetas o botones, de manera que sean fáciles de usar evitando de esta manera la complejidad en el uso.

¿Qué son las cerraduras RFID?

¿Qué son las cerraduras RFID?

Las cerraduras RFID son excelentes simplemente por contar con la maravillosa tecnología RFID. Esta funciona de manera excepcional a la hora de permitir el paso o de impedir el mismo a una persona, producto o vehículo.

Como se dijo con anterioridad, la tecnología RFID trabaja mano a mano con la radiofrecuencia, por lo que no existe contacto común, como en una puerta de cerradura tradicional.

Es gracias a la comunicación por radiofrecuencia que las personas autorizadas que posean el mando, podrán moverse libremente a través de la propiedad, o en cualquier parte de las instalaciones. 

El tipo de cerradura RFID pasiva es muy usada en hoteles, despachos, oficinas e incluso hospitales. Ayudan de modo que el individuo no tenga que cargar con una llave para poder adentrarse a la propiedad o salones dentro de la misma.

Por su parte la cerradura RFID activa es idónea para los estacionamientos. Gracias a su amplia comunicación el portón de los parqueaderos se abrirá con tan solo percibir que el automóvil está cerca.

Lo más importante es que el chip es casi imposible de duplicar, ofreciéndote toda la protección que necesitas en tu día a día.

Funcionamiento e instalación de éstas cerraduras

SU funcionamiento es bastante simple. Para poder verificar una persona o un vehículo, el lector lanza una especie de radiofrecuencia al chip que se halla dentro del sistema RFID. Luego éste misma envía una respuesta al lector, autorizando la entrada o salida del objeto o individuo.

Para que el dispositivo pueda garantizar su completa factibilidad, el código en el mismo debe ser único e irrepetible.

Si analizamos detenidamente el factor instalación, esta es sencilla de efectuar, sin mantenimiento o cableados. Además de que la duración de la batería es realmente prolongada, con duración de dos a tres años aproximadamente.

Es posible adaptarlo a sistemas ya existentes, ya sea huella dactilar o código de barras. Lo que le hace resaltar en la actualidad es su facilidad de instalación y lo seguro que es, haciendo casi imposible que se reproduzcan réplicas que pongan en peligro el bienestar de la propiedad.

En la actualidad es muy común que las personas quieran conseguir dinero fácil y de forma ilícita, por lo que debes ser muy cauto en el momento de cuidar de tu hogar y familia.

Ventajas de las cerraduras RFID

Gracias a que estas cerraduras poseen un código único, son extremadamente seguras y muy complejas de replicar, por lo que al tener cualquiera de estas instalada en tu propiedad, no tendrás que preocuparte por nada.

Su funcionamiento es muy intuitivo, además de que son fáciles de instalar; sólo tienes que tomar ciertas previsiones, investigando por internet las diferentes opciones y modelos que se adapten a lo que tú necesitas y a tu bolsillo.

Otro de los beneficios de usar una tarjeta con el sistema RFID es que podrás abrir la gran parte de las puertas con esa sola tarjeta. Esto quiere decir que cualquier intruso que desee pasarse de listo, no tendrá la posibilidad de abrirse paso dentro de la casa o propiedad.

Pueden colocarse junto a las cerraduras tradicionales que vienen con tu puerta, aumentando así el nivel de seguridad y protección. Por último, pero no menos importante, las baterías son de larga duración, para que no tengas que preocuparte por ellas en un buen tiempo.

Si bien es cierto que estas cerraduras están atiborradas de ventajas, te recomendamos que permanezcas vigilante con el funcionamiento de las mismas, a fin de someterlas a mantenimiento, garantizando de esta forma la seguridad de tu propiedad.

error: Content is protected !!